Animales

Post del Blog

Pin
Send
Share
Send
Send


La mejor etapa para empezar el adiestramiento del perro es sin duda cuando éste es aún un cachorro. Estimular su inteligencia y capacidades te ayudarán en su etapa adulta ya que disfrutarás de un perro educado y obediente por muchos años. Podemos empezar a practicar obediencia con nuestro perro cuando éste se sitúa entre los 2 y 6 meses de vida, siempre sin forzarlo, con sesiones de entre 10 y 15 minutos.

De todas formas y aunque tu perro sea ya adulto vas a poderle enseñar a sentarse ya que es una orden muy sencilla que vas a lograr rápidamente si tienes a tu alcance a tu perro y un puñado de snacks o golosinas, también necesitarás algo de paciencia pues deberás repetirlo en diversas ocasiones para que lo recuerde.

Descubre cómo enseñar a mi perro a sentarse paso a paso en este artículo de ExpertoAnimal:

Durante el adiestramiento de un perro es muy importante utilizar el refuerzo positivo ya que mejora los resultados y nos permite que el perro relacione de forma positiva la educación, algo muy importante. Por este motivo el primer paso será hacernos con golosinas o snacks para perros, disponibles en cualquier comercio. Escoge aquellas que le gusten, preferiblemente de tamaño pequeño.

Déjale olisquear y ofrécele una, ¡es hora de empezar!

Ahora que ya ha probado una golosina que le gusta y le motiva, vamos a empezar a enseñarle, coge otro snack y guárdalo en tu puño, deja que lo huela sin ofrecérselo: has logrado captar su atención y el perro está esperando a obtener su golosina.

Con la golosina aún en el puño es el momento de empezar a avanzar el brazo por encima del perro como si recorriéramos una línea imaginaria desde su hocico hasta la cola.

Avanzaremos el puño con la mirada del perro fija en la golosina, debido al recorrido lineal el perro se irá sentando progresivamente. Una vez el perro se siente le premiaremos con golosinas, palabras amables y caricias, ¡todo vale para que se sienta querido!

Ahora hemos conseguido el primer paso que es lograr que se siente pero queda el tramo más difícil por recorrer: la constancia para relacionar la palabra con la interpretación física. De este modo podremos decir a nuestro perro que se siente sin utilizar el recorrido.

Para lograr que cumpla con la orden debemos tener paciencia y practicarlo cada día, para ello vamos a repetir el mismo proceso unas cuantas veces incorporando antes del recorrido la palabra sit.

  • Ejemplo: Tarzán sit > Recorrido > Premio

Si deseas leer más artículos parecidos a Enseñar a mi perro a sentarse paso a paso, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Básicos de obediencia: Sienta y ven

Un perro bien educado y controlado, es un perro equilibrado y feliz. La convivencia entre perros y humanos ha hecho que nuestros peludos desarrollen unas capacidades increíbles para adaptase a la convivencia.

Es importante enseñar a los perros que deben obedecer y tener un comportamiento adecuado, y para esto es importante empezar temprano.

La educación de un perro debería empezar en los primeros meses de vida, ya que los cachorros son más receptivos y aprenden con más facilidad. Esto no significa que los perros adultos no puedan aprender, pero resulta mucho más difícil enseñarle a perros adultos que ya tienen costumbres adquiridas que a cachorros que se están desarrollando.

Los ejercicios de hoy son válidos tanto para cachorros como para perros adultos, pero recomendamos ser constantes y tener paciencia sobre todo si vuestros perros tienen más de un año de edad.

Cómo hacer que tu perro aprenda a sentarse

Una de las órdenes básicas para perros es la de sentarse. Se trata de una orden fundamental para la buena convivencia y comportamiento, ya que nos ayudará a tener bajo control a nuestro perro en todo momento y hará que comprenda que debe estar quieto y calmado.

  1. Sin hablar mueve un premio situado frente a su nariz hacia arriba y hacia atrás
  2. Repite el movimiento anterior dando la orden: sit, sienta, siéntate justo antes del movimiento
  3. Cuando lo haga bien repite el proceso sin que el perro pueda ver la comida antes de sentarse.
  4. Una vez domine los pasos anteriores prueba a dar sólo la orden sin realizar el movimiento de la mano.

Recuerda que hay perros que aprenden más rápido y otros que necesitan algo más de insistencia.

Si el perro salta para intentar coger el premio, baja la mano y acerca el premio a su nariz.

Si el perro retrocede atráelo hacia ti con la ayuda del premio. Si aun así el perro sigue yendo hacia atrás prueba a colocarte a su lado en vez de delante ya que esta postura será menos amenazante.

No presiones sus caderas ni trates de sentarlo por la fuerza. De ese modo sólo conseguirás que trate de levantarse con más fuerza y podrías hacerle daño.

A la hora de enseñarle esta o cualquier otra orden, ten en cuenta que las distracciones dificultan el aprendizaje. Debes ir paso a paso y procurar que el ambiente en el que lo enseñas sea tranquilo. Lo recomendable es empezar en casa para luego probar en una calle poco transitada y terminar haciéndolo en un parque lleno de distracciones.

La orden "VEN"

Para enseñar a tu perro a venir cuando lo llamas existe un ejercicio básico que se ejecuta en dos pasos sencillos.

  1. Aprovecha cuando tu perro vaya hacia ti para dar la orden: "ven". Así lograrás que asocie la orden a la acción que está realizando. Una vez llegue premia su conducta y acaricia mientras le hablas en tono cariñoso.
  2. Motívalo con un premio o juguete que le guste mucho. Muéstraselo mientras le das la orden "ven" y cuando la cumpla premia su conducta con el snack o juguete. Una vez haya cog >Qué Sí hacerQué No hacerPremia su conducta cada vez que acuda a la llamada o cumpla una ordenNo intentes dar una orden si tu perro está distraído oliendo o jugando. Puede que falle y te sientas frustrado.Utiliza tono alegre, recíbelo de cuclillas o corre en sentido contrario para fomentar que te sigaNo utilices la orden de "ven" para llamarlo cuando haya que volver a casa. Es mejor que acudas a por el y evites que asocie la orden al momento del fin del paseo.Deja que el perro se aleje y mueva a sus anchas una vez haya acudidoNo lo riñas por no acudir a la primera o tardar en ir. Recuerda que se consigue más acariciando que ladrando.

Mi perro no me obedece

Hay veces que los perros no son capaces de aprender estas órdenes de forma sencilla. No te frustres ni te enfades con tu peludo, no todos los perros son iguales.

Como hemos visto antes es mucho más fácil para un cachorro pero aun así existen dificultades que sólo un profesional logrará resolver. Si este es tu caso no dudes en contactar con un buen adiestrador canino.

La figura del adiestrador consigue atajar comportamientos negativos y os dará pautas tanto a ti como a tu mascota para que podáis aprender y convivir de la mejor manera.

Video: How to Write a Blog Post From Start to Finish. Neil Patel (Julio 2022).

Pin
Send
Share
Send
Send